01 Noviembre 2014

Facebook Twitter

SANTO DOMINGO.-Al final de la jornada todo terminará con otro show, sea con una condena o no. Así nos han acostumbrado en este paisaje. El joven que se auto incriminó por el grave atentado contra personas inocentes en una de las líneas del Metro, terminará siendo otro eslabón mas que se perderá en el complicado, burlesco y tenebroso mundillo de "Radio Bemba"...No obstante, la tarde de este miércoles la plana mayor de la Policía Nacional, incluyendo al Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito y a la Fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, convocaron una rueda de prensa por todo lo alto y anunciaron medidas y la pena que será solicitada a los jueces contra el jovenzuelo que quemó el vagón de uno de los trenes del Metro.

En ese tenor, el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, calificó como un acto terrorista la explosión ocurrida el pasado lunes en un vagón de la Linea 2 del Metro y adelantó que se pedirá una pena de 40 años contra el acusado del fuego en el Metro.

Dijo que el proceso investigativo busca establecer la probabilidad de un autor intelectual.

En rueda de prensa conjunta con el Ministro de Defensa y los jefes de la Policía Nacional y el el cuerpo de seguridad del Metro, el funcionario advirtió que cualquiera que osare cometer un hecho de este tipo puede enfrentar una condena de hasta 40 años, como contempla la Ley de Terrorismo.

"No vamos a permitir hechos de esta naturaleza. Estamos atentos a cualquier otro hecho similar, como un acto reciente que vimos en una de las torres de transmisión de electricidad", dijo el jefe del Ministerio Público, tras afirmar que el Estado dominicano actuará con firmeza en este y otros casos.

Domínguez Brito calificó de inaceptable ese acto de terrorismo y anunció que probablemente este jueves se conozca la solicitud de medida de coerción en contra de Frankeli Holguín Medina, quien dijo admitió haber colocado el explosivo.

Tras las investigaciones se determinó que la carga explosiva contenía gasolina, gravilla y arena.

El joven, de 21 años, acusado de cometer el atentado, se entregó ayer a las autoridades luego de ser señalado como el responsable, según las imágenes captadas por las cámaras de seguridad del Metro.

El fuego dejó 35 personas heridas,  una de ellas  se encuentra en estado de gravedad.

SANTO DOMINGO.-En una información de último minuto, un joven que dije es estudiante de Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD- y que se identificó como Frankely Holguín, se entregó este martes, pasado el mediodía, a la Policía Nacional.

El sospechoso, quien acudió a las instalaciones de Telemicro para agenciar su entrega a las autoridades se mostró frío y sereno al referirse al acto terrorista que afectó las instalaciones del Metro en la línea del Quinto Centenario o parada Mauricio Báez y sostuvo, al responder preguntas de un reportero del canal 5 que decidió entregarse para permitir que "la Policía haga su trabajo". En ese orden, afirmó que responderá preguntas sobre el acto terrorista cuando esté frente a un juez.

Cuando el periodista Pablo Luís Santana le preguntó sobre lo que llevaba encima al momento del fuego en el vagón del Metro el pasado lunes en la mañana, el joven, sin inmutarse, respondió que tenía una mochila y que en cuanto al contenido de la misma lo explicará cuando se lo pregunte la Policía o un juez.

El sospechoso fue entregado por un equipo de periodistas de Telemicro a oficiales de la Dirección de Investigaciones Criminales -DICRIM- de la Policía Nacional, donde al cierre de esta edición de Trinchera Digital estaba siendo interrogado por investigadores de ese departamento. Según se informó a este medio en la sede del palacio de la Policía Nacional, se está procediendo a comparar el físico de Frankely Holguín con el joven que aparece en el vídeo captado por una de las cámaras del Metro al momento en que se proponía abandonar el lugar. Con la medida se buscar descartar cualquier riesgo o error al momento de hacer el sometimiento de rigor a los tribunales del posible culpable.

SANTO DOMINGO.-De ser ciertas las afirmaciones de las autoridades del sector eléctrico en torno al sabotaje perpetrado contra las torres de las líneas de alta tensión para hacer colapsar el sistema eléctrico nacional, sumado eso al fuego en el Metro de Santo Domingo y el supuesto intento de asalto contra la cárcel de Najayo, sin dudas que a la República Dominicana le ha tocado recibir ahora a un mal peor que el Ebola: El terrorismo!

En ese tenor, voceros de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) y Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) denunciaron un sabotaje a las líneas de transmisión de alta tensión de 138 kilovoltios, perpetrados por desconocidos con el objetivo de hacer caer el sistema eléctrico nacional interconectado, de acuerdo con una publicación digital del listindiario.com que Trinchera Digital reproduce.

El director de ETED, Saúl Santana, dijo que el sabotaje afectó a 14 torres que soportan las líneas de 138 kilovoltios  en Pizarrete.

Dijo que a las 14 torres saboteadas les fueron retirados varios tornillos y las piezas principales o chapas que unen las bases con el cuerpo principal.

Sostuvo que ese hecho vandálico ocurrió hace más o menos seis días y que iba afectar el sistema nacional, sobre todo a la provincia de San Cristóbal.

Dijo que afectó el tramo que está entre la torre número 12 hasta la 36, en esa línea y que los organismos de investigaciones entienden que el objetivo principal era tumbar las torres para sabotear el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI).

El funcionario aseguró que se han tomado las medidas de seguridad ya que  todos los organismos de la CDEEE; los distribuidores y demás instituciones están en control de la situación para garantizar el servicio “y evitar que los enemigos de la paz logren sus objetivos”.

De su lado, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE, Rubén Bichara, descartó que el motivo fuera el robo. Entiende que se trató de un sabotaje planificado y que se está investigando quienes son los responsables.

Dijo que todo el holding está unido para garantizar la seguridad del sistema eléctrico y que aportarán el personal necesario para mitigar cualquier boicot o sabotaje.

SANTO DOMINGO.-La Policía dio a conocer una información incorrecta al identificar al supuesto responsable del fuego en uno de los vagones del Metro. El culpable del acto de terrorismo logró escapar del lugar una vez prendió fuego a una mochila que tenía encima. Así lo evidencia una grabación de vídeo de una de las cámaras de seguridad que logró captar al hombre cuando entró a comprar un ticket y que lo muestra en el momento en que le daba candela al vagón donde unas 35 personas resultaron con quemaduras, incluyendo un joven residente en el ensanche Espaillat, de la capital al que erróneamente la Policía atribuyó la autoría del hecho. El propio subdirector del Metro, el ingeniero Leonel Carrasco, se encargó de desmentir tal informe policial y reiteró que el real autor se fue del sitio al cometer la agresión.

En este reportaje, publicado en la versión digital del periódico Hoy, un testigo del incidente narra su experiencia: Como todos los días, Eleazar Santana se dirigía a su lugar de trabajo, ubicado en la avenida Núñez de Cáceres. La rutina fue la misma, solo que hoy tuvo que dejar su carro en el taller de mecánica y tomar el Metro de Santo Domingo, decisión que no se imaginó lo llevaría a presenciar el momento en que uno de los vagones cogería fuego, con él dentro.

“Ese fuego fue como de película”, dijo Santana tras agregar que no cree que se tratara de una explosión, ya que no escuchó el estallido.

Con voz alarmada precisó que tomó el Metro en la parada Ramón Cáceres y minutos después las llamas comenzaron a correr en dirección contraria, con relación al recorrido del vagón.

“La gente se metió atrás para protegerse”, indicó y dice que junto al fuego comenzó a oler muy mal dentro del vagón.

Sostiene que según se comentó el chofer “abandonó a su suerte” a los pasajeros y salió corriendo.

“Presioné varias veces la palanca de emergencia, pero nunca funcionó”, manifiesta, luego de criticar que en ningún momento sonó la alarma de emergencia.

Con voz quebrantada, Eleazar dice que pensó que nadie saldría vivo del Metro, ya que las personas atrapadas en el vagón le daban golpes a las puertas para abrirlas, sin obtener resultado.

“Yo siento que Dios tuvo la misericordia de salvar mi vida, pensé que nadie saldría vivo”, dijo.

Afirma que pasaron más de 10 minutos antes de que al lugar acudieran los miembros del 911.

“Jamás me vuelvo a montar en esa vaina”, apunta.

Página 1 de 836