27 Julio 2016

Facebook Twitter

SANTO DOMINGO.-El Presidente Danilo y una nutrida delegación de funcionarios de su gobierno despidieron este miércoles la delegación dominicana que representará al país en las olimpíadas de Río de Janeiro, Brasil. El jefe del Estado entregó la Bandera Nacional a los atletas y a los funcionarios del Comité Olímpico Dominicano durante una ceremonia que tuvo lugar en el Palacio Nacional. Entre los atletas presentes no estuvo el corredor Luguelín Santos, una de las principales esperanzas para alcanzar medalla en tan difíciles jornadas que reunirá atletas de todo el planeta.

Un reporte de la Dirección de Comunicación de la Presidencia-Dicom- da cuenta de que el presidente  Danilo Medina entregó hoy la bandera a los 29 atletas en 11 deportes  que representarán al país en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, que se celebrarán del 5 al 21 de agosto.

Durante la actividad, Medina saludó a los deportistas y manifestó que la nación está en buenas manos.

En la entrega de la bandera estuvo presente el ministro de Deportes, Jaime David Fernández Mirabal, quien dijo a los deportistas  que  “en nombre del gobierno dominicano, queremos expresar el orgullo que sentimos al entregarles la Bandera Nacional”.

Declaró, además, que “es la primera vez en la historia que la República Dominicana lleva atletas a 11 disciplinas deportivas”.

También explicó que los atletas que estarán en Río 2016  vienen de todo el país,”fruto de una política de gobierno que tiene como objetivo levantar el orgullo dominicano ante cualquier escenario”.

Por su lado, el presidente del  Comité Olímpico Dominicano (COD), Luisín Mejía, garantizó al presidente de la República, que los atletas y la delegación completa honrarán la entrega de la Bandera Nacional. “Estos atletas, entrenadores y dirigentes dejarán el corazón en el lugar de competencia”, enfatizó.

En la realización del evento el mandatario recibió la antorcha olímpica de mano del tenista Víctor Estrella. También le entregaron un ejemplar ejemplar del uniforme que llevará la delegación dominicana.

 

Medina ant

SANTO DOMINGO.-Tres jueces recientemente cancelados por "corruptos" cobraban hasta 2 millones 200 mil pesos a imputados por drogas y otros crímenes para variar las condenas o penas sugeridas por los fiscales, según se informó este martes y que reseña elcaribe.com: Durante el juicio disciplinario que celebró el Consejo del Poder Judicial contra tres jueces, los consejeros determinaron que los magistrados recibieron dinero a cambio de variar medidas de coerción a imputados por narcotráfico. Así destaca en la Resolución No. 07/2016, publicada en la web del Poder Judicial, donde se detallan las entrevistas que realizaron a los jueces investigados José Dionisio Duvergé Mejía, Víctor Mejía Lebrón y Rosó Vallejo Espinosa investigados y los detalles de los informes del Ministerio Público. 

De acuerdo a las declaraciones de Mejía Lebrón, quien se desempeñaba como Juez de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, éste sabía sobre la negociación de las sentencias y por ello solicitó que le cambiaran de jurisdicción.

“He rogado que me saquen de esa jurisdicción, por no embarrarme, porque ese problema de jueces que cogen cuartos es todos los días, porque cuando la decisión sale negativa ahí viene el problema, cuando la decisión sale positiva se cogen los cuartos, y quién se lo cogió, los jueces y ese problema es todos los días en esa provincia y por eso quiero irme de esa provincia”, expresó. 

Además, en la decisión se detalla que el magistrado José Dionisio Duvergé Mejía recibió del señor Francisco Javier Batista la suma de (US$27,500.00) Veintisiete mil quinientos dólares norteamericanos como intermedio para otorgar la libertad a un imputado de nombre Julio Rondón Abreu, quien está siendo procesado por el tráfico de heroína. 

“El magistrado José Dionisio Duvergé Mejía recibió de Francisco Javier Batista alias Flow, la suma de un millón de pesos dominicanos (RD$1,000,000.00) para interceder en pos del cambio de medida de José Martín Cortorreal Ramírez, acusado de violar la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas”, reza el documento. 

El dinero habría sido recibido con el objeto de que el imputado obtuviera su libertad en la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, y en efecto, luego de la transacción, le fue variada la medida de coerción con los votos favorables de los magistrados procesados Víctor Mejía Lebrón y Rosó Vallejo Espinosa. 

De igual forma, de acuerdo a las investigaciones del Ministerio Público, el magistrado Duvergé Mejía recibió y realizó setenta y siete llamadas (77) con el abogado Rufino Féliz, quien defendió al imputado Julio Rondón Abreu, en la audiencia preliminar y quien logró su libertad, a través de una variación de medida.

Finalmente, en la resolución de 234 páginas, el CPJ declaró a los magistrados Víctor Mejía Lebrón, Juez de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo; José Dionisio Duvergé Mejía, Juez de la Segunda Sala del Juzgado de Trabajo del Distrito Judicial de Santo Domingo, y Rosó Vallejo Espinosa, Juez de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo Domingo, culpables de haber cometido faltas en el ejercicio de sus funciones y por ende procedió a destituirlos.

Procurador no descarta acciones penales

El procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, elogió la decisión del Consejo del Poder Judicial de destituir a los tres jueces investigados y señaló que no descartan cualquier otra acción. “Es una gran decisión que apoyamos y respaldamos, porque hay una gran necesidad de tomar decisiones con respecto a la corrupción dentro del sector justicia”, expresó. Además el titular del Ministerio Público adelantó que ésta sólo fue una decisión disciplinaria y que hay otro proceso abierto, por lo que estudiarán con detalle la decisión del CPJ del pasado fin de semana para luego proceder.

SANTO DOMINGO.-Era oriundo de Santiago de los Caballeros, donde tenía una orden de arresto por la comisión de una muerte el abogado acribillado a tiros la noche de este lunes recién pasado en las intersecciones de las avenidas Leopoldo Navarro con San Martín en la capital dominicana. Según un reporte oficial, José Geovanny Abreu Domínguez, fue asesinado a tiros dentro de una yipeta en medio de "un tapón" en el semáforo ubicado en la citada intersección.

Junto al hombre resultó herida una mujer que le acompañaba y luego se informó que el mismo era buscado por el crimen de un hombre en el sector Pueblo Nuevo,  en Santiago de los Caballeros.

Su asesinato ocurrió en la avenida Leopoldo Navarro esquina San Martin de la capital dominicana.

Las autoridades policiales creen que se trató de un ajuste de cuentas.

HISTORIA

Abreu Domínguez, de 61 años de edad,  era buscado mediante orden de arresto 2245-2015 por la muerte a tiros de Enmanuel Renato Paulino, de 30 años de edad, en un hecho ocurrido en el negocio conocido como Jengo Frías de Pueblo Nuevo.

La víctima residía en el barrio La Jiya y había huido tras cometer el crimen de Paulino.

El caso es investigado por las autoridades y de acuerdo con oficiales de la Policía contactados por Trinchera Digital dichas indagaciones se extienden a Santiago para dar con los posibles autores intelectuales y materiales del crimen.

SANTO DOMINGO.-Los castigos son en verdad una reminiscencia de la Inquisición pero eran un básamo formidable de los viejos de antaño para mantener "en cintura" a los muchachos de la época. En estos tiempos tales prácticas son anacrónicas, desfasadas y son motivos para la cárcel...paradógicamente, ahora hay mas delincuentes y cualquier carajito manda a la m... a su papá o a su mamá. En este caso, una madre que hincó a su hija de diez años de rodillas bajo el sol con escasas ropas y con par de concreto en sendas manos, además de amenazarla con un cuchillo como castigo "porque se orina en la cama", fue detenida la tarde de este lunes por el Ministerio Público en Cabeza de Toro, en Verón, Punta Cana, el este de la capital dominicana.

Según la denuncia que circuló en varios diarios nacionales gracias a denuncias de vecinos de la castigadora y a un vídeo que fue difundido, la progenitora de la menor impuso el castigo a la niña porque se orinaba en la cama.

La información de la detención de la madre fue dada a conocer por la relacionista pública de la Procuraduría General de la República, Tessie Sánchez, quien agregó que tanto la niña maltratada como una hermanita de 4 años, serán enviadas al Consejo Nacional para la Niñez y la Infancia (Conani).

A la madre se le solicitará medida de coerción.

El video contiene imágenes fuertes de la niña arrodillada en ropa interior mientras la madre la amenaza y le exige que estire los brazos sosteniendo los pedazos de blocks. También amenaza a una mujer que graba el hecho.

En varios tuits, Sánchez dijo que el caso fue dirigido por el magistrado titular del Ministerio Público de Higüey, Edwin Encarnación.

Página 1 de 1121