¿Se recuerdan de O. J. Simpson?… Saldrá libre bajo palabra tras 9 años preso

NEVADA, EUA.-Lleva nueve años preso por homicidio, pero cuyas evidencias se cayeron por contaminación de los investigadores pero que su situación lo llevó a prisión por robo y podría o saldrá libre bajo palabra a partir de octubre y quizás antes el otrora famoso y cautivador jugador profesional de futbol americano, conocido popularmente como O.J. Simpson.

Una reseña de El País da cuenta de que Orenthal James OJ Simpson, podrá salir de prisión el próximo mes de octubre tras pasar nueve años encarcelado por un robo a mano armada. La antigua estrella del fútbol americano, uno de los deportistas más idolatrados de Estados Unidos en los años 80, obtuvo el voto favorable unánime de la Junta de Condicional del Estado de Nevada en una audiencia retransmitida en directo a todo el país como el juicio por asesinato en el que fue absuelto en 1995.

DETALLES

El caído ídolo estadounidense O. J. Simpson, de 70 años, compareció este jueves ante la Junta de Libertad Condicional del Estado de Nevada (EE UU) en su última oportunidad para la libertad condicional. La vista se realizó por videoconferencia entre la prision y Carson City y todo el país pudo ver a Simspon de nuevo ante un tribunal defendiendo que es «un buen tipo». Una de las circunstancias citadas por el tribunal para concederle la libertad es la falta de condenas penales anteriores.

O. J. Simpson, durante el juicio por el doble asesinato en mayo de 1995
O. J. Simpson, durante el juicio por el doble asesinato en mayo de 1995 VINCE BUCCI AFP

Orenthal James Simpson está en prisión por un atraco a mano armada a un coleccionista de trofeos en Las Vegas, del cual quería recuperar algunos recuerdos de su carrera como deportista, según su versión. Simpson fue condenado en 2008 por 12 cargos, incluidos secuestro, robo y asalto a mano armada, con un cumplimiento mínimo de 9 años y un máximo de 33. La Junta ya le concedió la condicional por ocho de los cargos en 2013. Si tenía un fallo en contra en esta oportunidad, no podía haber vuelto a pedir la condicional hasta 2022. Una buena señal para él era que el ex fiscal general del Estado de Nevada se haya mostrado favorable a que se le otorgue la libertad condicional. Ya hace unos años la junta destacó su buena conducta en prisión.

Al tener en cuenta el historial penal de Simspon, el país entero recuerda los sucesos de 1995. El juicio televisado de O. J. Simpson de 134 días por el asesinato de Nicole Brown y su pareja, Ronald Goldman, es todavía hoy el juicio del siglo en Estados Unidos. Una historia que el año pasado se convirtió en la trama de la serie American Crime Story: The People vs. O. J. Simpson y del documental O. J.: Made in America. Y aunque el deportista fue absuelto del doble crimen, la sombra de la sospecha nunca ha desaparecido. Su absolución fue vista como una revancha por la sentencia en el juicio de la paliza a Rodney King, que dio origen a los disturbios de Los Ángeles en 1992.

De igual forma que aquella sentencia fue vista como una decisión influida por la voluntad del jurado de absolver a un hombre negro, en contra de una gran cantidad de evidencias que comprometían seriamente la versión de Simpson, la sentencia de Las Vegas fue vista como excesiva para los hechos juzgados.

En la audiencia de este jueves, Simpson volvió a convertir la justicia en un espectáculo. La audiencia debía durar unos minutos y se convirtió en una retransmisión en directo de hora y media. Ante la pregunta de «¿qué estaba pensando?» cuando se produjo el asalto a mano armada, Simpson se puso a relatar de nuevo su propia versión exculpatoria de los hechos, como si se tratara de un nuevo juicio. Estuvo 20 minutos hablando, riendo, haciendo bromas y recordando la magnética personalidad que le llevó a ser una de las personas más populares del país.

«Nunca he apuntado con una pistola a nadie», dijo ante la junta. A ratos, Simpson pareció estar pidiendo que le scaran de prisión porque la sentencia estaba mal dictada, y no por los méritos de su buena conducta en prisión y el resto de atenuantes que finalmente la junta tuvo en cuenta, como el hecho de que va a vivir con su familia, tiene medios de vida estables fuera de la cárcel y ninguna condena anterior. «He tenido una vida libre de conflicto, sin problemas en la calle», dijo en otra ocasión. Cada una de estas afirmacions chirriaba con el que es el juicio por asesinato más famoso del mundo.

A pesar del tono desafiante de Simpson con la junta de evaluación, en sus últimas intervenciones se le oyó decir «lo siento» y pedir perdón a la víctima y al Estado de Nevada.»He venido a decir que llevo nueve años en prisión sin poner excusas. He cumplido mi sentencia y solo quiero volver con mi familia». Sobre su buena conducta dijo: «No creo que ningún preso haya representado a esta prisión mejor que yo».

Share